Inicio » México » Tiroides, el cáncer más común en mujeres: señales de alerta
Tiroides, el cáncer más común en mujeres: señales de alerta

Tiroides, el cáncer más común en mujeres: señales de alerta

De cada 5 mujeres que padecen cáncer de tiroides hay un caso en hombres

Lucero Natarén / Aquínoticias

La tiroides regula varias funciones del cuerpo tales como la frecuencia cardiaca, el metabolismo gastrointestinal, la presión arterial, las funciones gonadal y muscular e incluso varias funciones del sistema nervioso central, pero también es la glándula más vulnerable al cáncer, hablando del tipo endócrino.

Así mismo, este cáncer tiene más tendencia de ser padecido por mujeres, de hecho, en México es el sexto tipo de cáncer. Su prevalencia por edad es entre los 40 y 65 años, pero por género afecta de forma dispareja: de cada 5 mujeres que padecen cáncer de tiroides hay un caso en hombres, apuntó el doctor Sergio Alberto Mendoza Álvarez.

Focos de alerta

El experto refirió que cuando el cáncer de tiroides está en su etapa inicial aumenta el volumen del cuello por un nódulo tiroideo, lo cual es confirmado con un ultrasonido. Otro síntoma es una ronquera crónica que aumenta en lugar de quitarse.

La ronquera puede acompañarse de molestia al tragar alimentos e incluso falta de aire, cuando el nódulo es grande.

Los focos amarillos o rojos son la exposición a radiaciones, antecedentes familiares similares, crecimiento rápido del nódulo, si la consistencia es del nódulo es firme o si se encuentra en ganglios.

Tratamiento y seguimiento

Si un especialista identifica el cáncer, entonces se procede al tratamiento quirúrgico, donde se extirpa la glándula tiroidea y con ella el foco de neoplasia ubicado en alguno de los dos lóbulos de la tiroides o en la parte central llamado istmo.

Tras la extirpación de la tiroides, el paciente deberá tener seguimiento de por vida y a diario. El paciente deberá tomar una dosis de Levotiroxina, medicamento que restituye varias de las acciones vitales de la tiroides que ha sido extirpada.

El especialista Mendoza Álvarez recomendó que si uno siente una bolita o aumento de volumen en el cuello, se debe acudir al médico internista o endocrinólogo para un diagnóstico oportuno de un cáncer con “buen pronóstico, pero letal sino se trata a tiempo”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*