Inicio » Voz Pública » Tubo de ensayo / René Delios
Tubo de ensayo / René Delios

Tubo de ensayo / René Delios

Bueno, solo en Chiapas se podrá dar el experimento de los candidatos independientes en su caso, ya que el pasado domingo también se renovaron 16 congresos locales y 871 alcaldías, 9 nueve gubernaturas, 500 diputados federales, faltando solo las elecciones estatales Chiapas, para completar los 2 mil 159 cargos de elección a renovarse en 2015.
Chiapas votará éste 19 de julio por 122 alcaldes y 41 diputados locales, 24 de mayoría y 17 proporcionales, pues fue el único estado que se quedó desfasado de la homologación del 7 de junio pasado, por ratificación de Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
Luego que el electorado chiapaneco ratificó su inclinación por el verde ecologista, del que se adhirió el PRI para volver al poder estatal, ha sido mucha especulación en torno a que en esta estatal del mes próximo, el ecologista las tiene todas ganadas.
Desde luego que el coletazo 2012 se observó, como también el hecho de que ese voto reitera el reconocimiento popular al gobierno de Velasco Coello, que huelga decirlo no se ha colgado ese triunfo como propio.
Pero es un buen referéndum que no le agrada a muchos que, desde las redes sociales se desgarran las vestiduras por el comportamiento político de las mayorías que, apabullante, le planteó al mandatario que están vigentes los compromisos.
Pero también es un aviso al verde ecologista de que la sugerencia es que los candidatos a alcalde deben, en efecto, estar cercanos a la gente; que el planteamiento de los diputados locales de su partido, debe crecer más allá de los intereses creados y de oligarquías políticas tan comunes en Chiapas, y en verdad ponderar un lenguaje progresista y empoderar políticas ecológicas para que ambas expresiones se vuelvan lenguaje común en una entidad con serios rezagos sociales y lamentables atentados al medio ambiente.
Pero de eso a que se vea otra vez carro completo en ayuntamientos y curules el 19 de julio, es aventurero.
Y aunque es muy poco tiempo para iniciar unas candidaturas independientes luego del éxito de algunas, pudieran darse en Chiapas para el mes entrante, en un intento de inicio -aunque no de triunfo-, para desmenuzar el enorme control político que se vive en las estructuras partidistas, sobre todo las anquilosadas como el PRI o el PT, en los que la ronda de familias y cofradías es constante, y en las izquierdas extenuantes como el PRD o el MORENA- que padecen caudillismos y tribus dominantes.
Los verdes en cambio son descarados: desde luego que se han prestado al tráfico de influencias y a la vez, al stablismen priista. Fueron primero aliados del PAN con Fox, lo son ahora del PRI con Peña. Esta última relación ha sido de provecho y el PVEM creció en Oaxaca, Veracruz, Tabasco y Chiapas. Llega a 40 legisladores federales, decenas de alcaldes y diputados locales; desde Chiapas se dio el principal bastión de votos para el ecologista y desde luego semillero de propuestas, incluyendo a Fernando Castellanos, ya en la estructura de la dirigencia nacional.
Cuadros en movimiento.
Y sí, desde luego, desde la dirigencia nacional verde y desde Los Pinos mismos, voltearon a ver a un joven gobernante que, aguantando críticas –a veces soeces y viles-, ganó callado.
Ahora sí que el que ríe a lo último ríe mejor.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

4 × 3 =