Inicio » México » Una «pandemia» de trabajo infantil, otro efecto del COVID
Una «pandemia» de trabajo infantil, otro efecto del COVID

Una «pandemia» de trabajo infantil, otro efecto del COVID

En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil la OIT y la Cepal alertan sobre el posible retroceso en los avances conseguidos en la disminución de este flagelo social que afecta principalmente a los menores que viven en comunidades más marginadas del país y del estado

Lucero Natarén / Aquínoticias

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se conmemora este viernes 12 de junio, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) alertan que habrá un posible retroceso en la disminución del trabajo infantil a nivel mundial, pero en específico, afectará en mayor medida a las zonas rurales, en estados más pobres (Chiapas es uno de ellos) debido a la crisis sanitaria por COVID-19.

En el informe presentado por la OIT y la Cepal, sobre la crisis sanitaria derivada de la pandemia, indicó que los niños y las niñas están siendo afectados por los impactos socioeconómicos y, en algunos casos, por las medidas de mitigación que inadvertidamente pueden provocar más daño que beneficio.

La pandemia exacerbará las vulnerabilidades ya existentes, incluyendo un mayor riesgo de matrimonio infantil, trabajo infantil y embarazo adolescente.

En 2017, Chiapas presentó una tasa de trabajo infantil por encima de la media nacional (11.0 por ciento) al tener 12.8 por ciento. Además, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en ese mismo año se reportó una tasa del 14 por ciento de inasistencia escolar, siendo la más alta, en contraposición con la Ciudad de México con la tasa más baja (2.8 por ciento).

Según el Módulo de Trabajo Infantil, 2017, las principales razones de no asistencia a la escuela a nivel nacional son: la falta de interés, aptitud o requisitos para ingresar a la escuela (42.2 por ciento), la falta de recursos económicos (13.7 por ciento) y por el trabajo (12 por ciento). Estas últimas están estrechamente relacionadas pues al no haber suficientes ingresos en el hogar, las niñas, niños y adolescentes se ven obligados a buscar un empleo. Estas cifras posiblemente derivarán en un aumento después de la pandemia en donde los menores tendrán que ayudar en los gastos del hogar o cubrir sus propios estudios.

El aumento del desempleo y la pobreza afectarán severamente el bienestar de las familias en Chiapas, particularmente, aquellas en condiciones de pobreza extrema quienes suelen habitar viviendas inadecuadas, trabajar en empleos informales, en las micro y pequeñas empresas, o por cuenta propia, con base en el informe.

Agregó que la desaceleración de la producción, el desempleo, la baja cobertura de la protección social, la falta de acceso a seguridad social y los mayores niveles de pobreza son condiciones que favorecen el aumento del trabajo infantil.

A menudo, en aquellos hogares donde se deterioran las condiciones de vida se encuentran mayores justificaciones para enviar a sus hijos o hijas a trabajar, o les deben retirar de la escuela debido a que ya no pueden asumir los costos educativos, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El cierre temporal de las escuelas es otro de los efectos sociales de la pandemia por la COVID-19 que tiene el potencial de aumentar el trabajo infantil. Según datos de la Unesco, todos los países de América Latina y el Caribe han cerrado temporalmente sus escuelas a nivel nacional. Esto implica que alrededor de 167 millones de niños, niñas y adolescentes se encuentran en sus casas para prevenir el contagio y la diseminación del virus.

¿Qué es el trabajo infantil?

La Cepal y la OIT definen trabajo infantil como todo trabajo que priva a los niños, niñas y adolescentes de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

Alude al trabajo que: es peligroso y perjudicial para su bienestar físico, mental o moral. Además, interfiere con su escolarización puesto que: les priva de la posibilidad de asistir a clases, les obliga a abandonar la escuela de forma prematura, les exige combinar el estudio con un trabajo pesado y que insume mucho tiempo.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*