Inicio » Colores » “Vapeo” y contaminación atmosférica: datos y hechos
“Vapeo” y contaminación atmosférica: datos y hechos

“Vapeo” y contaminación atmosférica: datos y hechos

Especialistas analizan los impactos que se generan en el medio ambiente al fumar y vapear. Estos son sus hallazgos

Lucero Natarén / Aquínoticias

Expertos señalan que tanto fumar como vapear contamina el medioambiente, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que el humo del tabaco contamina el aire de forma más peligrosa en espacios cerrados, “pues contiene más de 7 mil sustancias químicas, 69 de las cuales se sabe que son cancerígenas. Y aunque el humo pueda llegar a ser invisible, es un hecho que puede permanecer en el aire hasta cinco horas”.

Por otro lado, en cuanto al vapeo, el Departamento de Química Analítica de la Universidad de Valencia refiere que “el vapeo produce tres veces menos emisiones de partículas que el humo”.

Por si fuera poco, la Asociación Española Contra el Cáncer destaca que “los consumidores de tabaco producen 225 mil toneladas de dióxido de carbono anualmente. Esta cifra equivale aproximadamente a las emisiones producidas por 12 mil autos realizando recorridos de 10 mil kilómetros”, lo cual resulta preocupante. Además agregan que fumar no solo es dañino para la salud, pues desde el inicio de su elaboración hasta que va a la basura, los cigarros contaminan en todo el proceso.

Ante estos datos, la Cámara de Diputados remarca que en México se generan 50 mil millones de colillas de cigarro al año, y la mayoría de estas terminan en la vía pública. Con respecto a esto, el biólogo Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM Leopoldo Benítez González, agrega que tirar una colilla de cigarro puede contaminar hasta 50 litros de agua potable o 15 litros de agua de mar, ya que el filtro conserva la mayoría de sustancias tóxicas como la nicotina y alquitrán.

“Las colillas contienen residuos tóxicos, dañan todo: la naturaleza, los animales, y lo peor es que las aves las llevan a su nido. Son muy perjudiciales para el suelo, para el aire y el agua…”, destaca Benítez.

Considerando esta problemática, los expertos en el tema ven como buena noticia que el número de consumidores de cigarrillos electrónicos o vapeadores está creciendo exponencialmente y el número de fumadores está disminuyendo, “lo que significa que cada vez habrá menos colillas en las calles”.

¿Cómo evitar contaminar con vapeadores?

El primer paso en este proceso es estar conscientes de que los vapeadores también pueden contaminar. Sin embargo, es una realidad que las pequeñas acciones pueden cambiar al mundo.

No tires tu vapeador a la calle ni al bote de basura. ¡Reutiliza!

Con respecto a las pilas de los vapeadores, estas están elaboradas con metales pesados, y pueden llegar a ser altamente tóxicas para el medioambiente. Si eres vapeador, puedes juntar una cantidad considerable de vapes desechables o cigarrillos electrónicos que ya no funcionen y llevarlos al centro de reciclaje más cercano.

Y desde casa también puedes hacer el cambio: para eliminar el material de relleno del cartucho, deberás enjuagar hasta que no queden residuos de nicotina y luego envolver los desechos en un pedazo de periódico o cualquier otro material biodegradable.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*