Inicio » Mundo » El factoraje internacional en México
El factoraje internacional en México

El factoraje internacional en México

Tanto las empresas multinacionales como las PyMES y pequeños emprendedores buscan con mucho recelo la capacidad de hacer operaciones seguras y que sus activos monetarios no escaseen. Esto se debe a que el conjunto de bienes, derechos y demás recursos de una empresa necesitan estar asegurados mediante cualquier medida legal que sea posible. Así se protegen sus ganancias, a sus clientes, a sus empleados y su futuro.

En la actualidad, muchas compañías, sobre todo las pequeñas y medianas empresas se inclinan por buscar servicios de factoraje. Es decir, una manera de financiar sus operaciones de forma tal que nunca se queden sin dinero para adquirir los materiales que ellas necesitan y para continuar aumentando su patrimonio, ganancias e influencias a través de sus clientes.

Sin embargo, antes de entrar en los detalles sobre el factoraje, también conocido como “factoring”, debemos adentrarnos en términos básicos muy necesarios para conocer sobre las empresas y cómo se componen en el aspecto económico tanto en México como en la mayor parte de los países del mundo. ¡Vamos a ver!

La columna vertebral de las empresas

Toda compañía que existe en el mundo tiene tres grandes pilares que la sostienen o que, mejor dicho, ayudan a sustentar y a hacerla crecer: hablamos de sus activos, pasivos y patrimonio neto. Todos y cada uno de estos componentes son partes vitales que promueven su existencia.

En primer lugar, los llamados “activos” son aquellos bienes, derechos y variados tipos de recursos que posee una empresa. Estos son utilizados a futuro para obtener beneficios económicos, dado que todos ellos tienen un gran potencial para traer más dinero a la compañía a través de tres operaciones básicas: la venta de dichos activos, su venta o su intercambio.

En segundo lugar tenemos los denominados “pasivos” de una empresa. Los pasivos se tratan de forma exclusiva sobre los haberes de una entidad financiera, es decir, el dinero que la empresa debe a otras compañías o bancos. Finalmente, tenemos el patrimonio neto: el cual se trata de los recursos financieros que pertenecen a la empresa.

Tanto el concepto de pasivo como patrimonio neto hacen referencia directa a la financiación que una empresa utiliza para adquirir los activos necesarios de manera tal de que funcione de forma óptima. Esto invita a preguntarnos cómo calcular el activo de una empresa. De forma resumida, podríamos decir que el activo de una compañía es igual al pasivo más el patrimonio neto que posee.

La importancia del factoraje en los negocios internacionales

Las entidades que trabajan como factores se encargan de ofrecer una altísima seguridad a los negocios que aspiran a exportar sus productos. Estas lo logran mediante un financiamiento que alivia rápidamente a las empresas que se encuentran en mayores aprietos a cambio de un porcentaje mínimo del dinero que necesitan.

Frente a los ingresos inmediatos y técnicamente económicos que consiguen las empresas exportadoras, estas crecen de forma exponencial en cuanto a influencia y ganancias. Además, las entidades de factoraje pagan de forma instantánea, gestionan los cobros, los trámites en monedas extranjeras y ofrecen una garantía capital que siempre llega a manos de los emprendedores.

El factoraje internacional en México

El factoring en México ha ganado un crecimiento muy grande en los últimos años. Esto abarca desde los negocios personales como artesanías, moda y otros tipos hasta para las Pequeñas y Medianas Empresas. Muchos emprendedores desean expandir su negocio al exterior y por esa razón el hecho de recurrir a empresas dedicadas al factoraje se ha vuelto algo muy corriente. Esto se ha dado por varias razones:

  • Los mexicanos emprendedores en general conocen bien en qué mercado quieren asentarse y con quiénes pretenden hacerlo. Sin embargo, los líderes de las PyMES de México saben que deben hacer una investigación exhaustiva de sus clientes: su fama en general, su potabilidad en créditos, experiencias de otras compañías, costos de envío y muchos otros detalles.
  • Las PyMES en México deben dar por seguro que toda labor y transacción debe ser legítima, segura y plasmada en papel. De esta manera ellas evitan percances con la ley y, lo que es mejor, no permiten que el nombre de la empresa y su seriedad se manche. Al mismo tiempo, cumplir con las leyes del estado y pagar las restricciones que corresponden puede ser molesto, pero siempre se cumplen.
  • Una costumbre que ofrece muchas ventajas en México es pensar a largo plazo: sin importar de qué mercado se trate, siempre hay un potencial máximo a alcanzar en él. Esto ocurre, sobre todo, cuando dicho mercado es estudiado con cuidado y analizado con escrutinio. Al fin y al cabo, se trata de apreciar las posibilidades positivas y rechazar las negativas de un posible negocio.

Se considera, en principio, la calidad de los bienes o servicios que producen las empresas exportadoras, aunque también se analiza la demanda y otros aspectos esenciales para el negocio. La reputación de la empresa exportadora suele tener mucho peso en el mercado internacional y, usualmente, se trata de mejorar este aspecto.

  • En el marco internacional, siempre se tiene en cuenta las leyes de otras naciones, a fin de no entrar en terrenos pantanosos en términos legales o económicos. Conocer las reglas de estos países será a futuro una gran forma de escoger mejores compañeros de negocios, ya sea por ser lugares inviables o por conveniencias en las operaciones de los exportadores de bienes y servicios.
  • Exportar no es económico, y cualquier emprendedor con verdaderas ansias de ganar dinero lo sabe. Para esto es necesario cuidar de los gastos que hacemos al momento de pagar los costos de transportación. Las empresas de factoraje han demostrado en los últimos años ser grandes proveedores de estos servicios.

El servicio de factoraje ha demostrado a lo largo de los últimos años, incluso durante la pandemia, ser una ventaja para millones de clientes y un beneficio ideal para las empresas que más necesitan de un apoyo para crecer y triunfar en el mercado internacional. No sería extraño descubrir en tiempos próximos que el factoring sigue siendo utilizado como herramienta financiera en todo el mundo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*