Inicio » Chiapas » No todo lo que enferma es COVID-19
No todo lo que enferma es COVID-19

No todo lo que enferma es COVID-19

Especialistas sugieren no entrar en pánico al tener sintomatología parecida al coronavirus, ni saturar las líneas de atención o las clínicas especializadas, pues hay que descartar las enfermedades de temporada

Lucero Natarén, Marco Aquino / Aquínoticias

En esta temporada de lluvias las personas han padecido diversos síntomas que han despertado la incertidumbre ante la posibilidad de haber contraído coronavirus. Dolores corporales, fiebre y dolor de ojos son síntomas relacionados con este padecimiento, sin embargo, no es el único que puede generarlos, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Según el doctor Román Balderas Juárez, para quienes lo han consultado, cuenta que en primera instancia esas personas creen que lo que padecen es COVID-19, descartando la posibilidad de que se trate de dengue o influenza.

“Para poder realizarse la prueba de SARS-CoV-2 es indispensable identificar los síntomas, para no confundirlos con las enfermedades de temporada, así como evitar la saturación de las líneas de atención. Además, sino están enfermos y se exponen al ir a las clínicas especializadas ahí pueden contagiarse”, mencionó.

Similitudes entre COVID e Influenza, según la OPS.

Ambos causan enfermedades respiratorias, con una gran variedad de casos, que pueden ir desde los asintomáticos o leves, hasta enfermedades graves y muertes.

Además, ambos virus se transmiten por contacto, gotitas y fómites. Como resultado, las mismas medidas de salud pública son la higiene de las manos y la buena conducta respiratoria (toser en el pliegue del codo o en un pañuelo y desecharlo de inmediato), son acciones importantes que pueden tomarse para prevenir ambas infecciones.

Síntomas del COVID-19

Los síntomas más habituales del COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otros síntomas menos frecuentes que afectan a algunos pacientes son los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies. Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levísimos.

Cuándo buscar atención médica

Si tiene síntomas como tos o fiebre leves, generalmente no es necesario que busque atención médica. Quédese en casa, aíslese y vigile sus síntomas. Siga las orientaciones nacionales sobre el autoaislamiento. Sin embargo, si vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, es importante que no ignore la fiebre.

Solicite inmediatamente atención médica si tiene dificultad para respirar o siente dolor o presión en el pecho. Si es posible, llame a su médico de cabecera con antelación para que pueda dirigirlo hacia el centro de salud adecuado, pues posiblemente este frente a un caso de COVID-19.

Cabe destacar que, al ser una región tropical, en México es común el estancamiento de agua, sitio idóneo donde se puede reproducir el mosquito que porta el dengue. Con la temporada de lluvias y la consecuente infección de la población, el diagnóstico de coronavirus podría complicarse, ya que ambas enfermedades tienen síntomas parecidos.

Al corte del 28 de junio, en México se han contabilizado 216 mil 852 casos confirmados acumulados de COVID-19 y 26 mil 648 defunciones. En cuanto al padecimiento de dengue, según la Secretaría de Salud en la semana epidemiológica 25 hay 4 mil 212 casos positivos y 11 defunciones por la enfermedad.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

doce + 7 =