Inicio » Colores » ¡Ojo! Ningún seguro es “todo riesgo”, aunque afirmen que sí
¡Ojo! Ningún seguro es “todo riesgo”, aunque afirmen que sí

¡Ojo! Ningún seguro es “todo riesgo”, aunque afirmen que sí

Abogados brindan recomendaciones para no sentirte estafado ante una situación que no cubra tu seguro

Lucero Natarén / Aquínoticias

Cuando las personas adquieren un seguro, por ejemplo, contra sismos o erupción volcánica, tienden a pensar que están cubiertos ante cualquier siniestro, sin embargo, existen “letras chiquitas” que, en situaciones reales, resultan en luchas legales entre las aseguradoras y los afectados, explicó el director de Abogados Seguros, Defensa Segura, Alejandro García López.

Para evitar tales eventualidades, Abogados Seguros, Defensa Segura, hace las siguientes recomendaciones:

  • Lee a detalle el seguro que contratas: “ninguna póliza cubre contra absolutamente todos los riesgos. Todas las pólizas tienen exclusiones generales y las de cada cobertura”.
  • En caso de departamentos, verifica que cubra daños en áreas comunes.
  • “Las pólizas de cobertura de contenidos, solo cubren la pérdida de objetos al interior de la vivienda y están diseñadas fundamentalmente para las personas que rentan; además existen pólizas para arrendadores que solo cubren daños al inmueble, pero no su contenido; también están las que amparan vivienda y contenido, que son los adecuados cuando habitamos nuestra propiedad”.
  • “Sobre los seguros que cubren los daños a pertenencias y contenidos de los inmuebles, se tiene que ser muy cuidadoso de todo lo que se registre expresamente en el contrato del seguro, porque ciertos objetos valiosos como obras de arte, joyas y otros, solo se cubren por convenio expreso y ello aumentará el valor del seguro”.
  • Una cobertura de Responsabilidad Civil es importante porque cubre daños a bienes de terceros, por ejemplo, los causados a otro inmueble, objeto o persona, generados por un siniestro de nuestro inmueble.
  • Cabe destacar que el contrato de seguro se conoce como contrato de buena fe, lo que significa que la aseguradora creerá lo que se declare, pero si detecta inconsistencias con lo declarado, puede negar el pago de la suma asegurada.

Por otra parte, García López señaló que no se debe olvidar la idea de que las aseguradoras son infalibles e invencibles, “desafortunadamente, en algunas ocasiones, agentes y aseguradoras, pueden cometer errores y es nuestro derecho reclamar lo que por ley nos corresponde”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*