Inicio » Palestra » Salida política-¿económica? / Rodrigo Ramón Aquino
Salida política-¿económica? / Rodrigo Ramón Aquino

Salida política-¿económica? / Rodrigo Ramón Aquino

Hoy todo mundo intentará explicar qué pasó con el movimiento magisterial. Los habrá a favor, quienes dirán que es un repliegue táctico. Los habrá en contra, quienes asegurarán, sin presentar pruebas, que los dirigentes vendieron al movimiento.
Es fácil decir que el gobierno compró, que los dirigentes charros se vendieron y que las bases a lo mucho que pueden aspirar es a ser borregos. Intentemos, por tanto, examinar los hechos con la dosis necesaria de mesura.
El paro llegó a su fin porque hubo una salida política, se dijo. Un pacto de 11 puntos de los que poco se conoce. A lo mucho se sabe que la aplicación de la reforma educativa se postergó hasta diciembre de 2018, que se retirarán los cargos por delitos a los dirigentes magisteriales y que no habrá despidos ni descuentos.
La salida política era la que se pedía prácticamente desde el principio: Evalúen pero no despidan a nadie. Incentiven la preparación docente. Partan de un piso parejo para evaluar (no es lo mismo Nuevo León que Chiapas), pero Aurelio Nuño se empeñó en tirar todo lo que se construía. Durante cuatro meses el secretario de Educación federal actúo como el enemigo de Chiapas. Hizo oídos sordos a los reclamos ciudadanos, de la iniciativa privada y hasta del tibio gobernador.
El daño está hecho. Pérdidas millonarias en el comercio, encabronamiento social (lo del mal humor quedó atrás) y daño irreversible a la de por sí maltrecha educación de los chiapanecos. Pero el ego y la soberbia de quienes dirigen al país insensibilizan y ciegan. Terminaron haciendo lo que desde el principio se les sugirió. Se vuelve a clases, se retomará el diálogo:
“Pero no para abrogar la reforma. Lo que sí es muy claro es que ninguna mesa será para discutir ni la abrogación ni cambios a la reforma educativa. Eso es algo que el Gobierno federal no comparte y no vamos a montar mesas para ello: las mesas deben ser para arreglar los temas locales y administrativos y las incidencias que se tienen en los estados”, dijo Nuño a principios de mes.
Los maestros por su parte no pueden seguir empeñados en creer que sus intereses están por encima de los derechos de los demás ciudadanos. Ni esos ciudadanos que defienden tanto al movimiento pueden negar que un gran sector de la población estaba harto de los desmanes provocados. Y menos decir que es mentira que muchos empresarios tuvieron que cerrar sus negocios y que otros ciudadanos, que no tienen la dicha de tener una plaza, se quedaron sin empleo.
A mí personalmente no me parece justo que después de tantas pérdidas, los únicos que ganan sean los maestros. Y no porque ganen, si para eso lucharon, sino porque para nada han mostrado solidaridad con los afectados colaterales.
La CNTE vuelve a las aulas pero no pensando en nivelar a sus alumnos sino en reorganizarse y replantear la lucha contra la reforma educativa. Una lucha política-ideológica trasnochada, pero lucha al fin.

Ágora

A la reunión privada de donde surgió la “salida política” acudieron líderes magisteriales, el gobernador Manuel Velasco Coello, el secretario Roberto Domínguez Castellanos y Luis Enrique Miranda, entonces subsecretario de Gobernación y hoy secretario de Desarrollo Social del gobierno federal. Miranda había encabezado algunos acuerdos que Nuño, con sus declaraciones, echaba abajo. Pero Miranda cometió un error, negociar sólo con las dirigencias, dando por sentado que las bases sólo siguen instrucciones. Sin él, ya no hay interlocutor válido con el gobierno federal.

Corrillo

Que siempre sí, Anahí espera al primogénito del gobernador Manuel Velasco. La noticia no terminaba de confirmarse porque el propio Velasco desmintió en su momento a una revista de espectáculos. Yo supongo que le enfadó revelaran la exclusiva sin el cuidado y las fotos necesarias. Ahora él mismo lo presume. Como sea, y apelando a la filosofía luchan, un hijo siempre es una bendición.

Contacto:
9611395592
@Roraquiar

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

seis − 4 =