Inicio » Palestra » Mentoteado diálogo / Rodrigo Ramón Aquino
Mentoteado diálogo / Rodrigo Ramón Aquino

Mentoteado diálogo / Rodrigo Ramón Aquino

Les digo pues que este asunto de la imagen de gobierno débil ya le preocupó al gobernador (a menos le preocupa que se comente en el centro del país). En un desplegado publicado este jueves en El Universal, el gobierno del estado afirma que es y será firme en la aplicación del Estado de Derecho y para ello da varios botones de muestra.
Dice, por ejemplo, que en Chenalhó, donde murió una menor tras un riña de grupos políticos opositores, ya se tienen detenidos a dos de los responsables y se creó una Comisión Especial para atender a las familias desplazadas.
Sobre los rapados de Comitán, dice que se capturó a Santiago Calvo López, líder de la Organización Popular Independiente Emiliano Zapata (OPIEZ) y a dos de sus cómplices, Juan Carlos López Flores y José Luis Calvo López.
De Palenque y el saqueo de Coppel, el gobierno afirma que detuvo a 43 personas que participaron y que ya fueron puestos a disposición de un juez para que sean sancionados.
Y, finalmente, y quizá lo que más ocupa, se refirió a los docentes que rechazan la Reforma Educativa. Dice que junto a la Policía Federal se trabaja para garantizar el derecho a la protesta pacífica y, sobre todo, el libre tránsito de la ciudadanía. En otras palabras, habrá fuerza pública de por medio.
El mensaje es no habrá impunidad para quienes violenten la Ley o vulneren los derechos de terceros. Esto quiere decir que no habrá diálogo con el magisterio respecto a la reforma educativa. No habrá ni se le ofrece, porque simplemente no se puede ofrecer desde lo local.
De modo que no debe confundirse con ese otro diálogo al que públicamente convocó el gobernador Manuel Velasco para discutir y encontrar soluciones a los problemas de índole estatal.
La instalación de una amplia mesa de diálogo, plural, donde tengan cabida todos los sectores de la sociedad, para atender con prontitud aquellos temas que tienen solución y que por la burocracia no avanzan, es una gran oportunidad para darle movilidad al gobierno, para que se ponga a trabajar a marchas forzadas (o reponga lo que en su momento debió hacer y no hizo y se le acumuló).
El entretelón es que como no tienen la facultad de resolver nada respecto a la reforma educativa, tanto las acciones del magisterio como las del gobierno federal se intensificarán y tendrán a Chiapas como uno de sus escenarios. En este contexto, será fácil encender mechas explosivas por diferentes causas locales.
Así que el gobierno del estado apagará todas las mechas que le correspondan, incluso antes de que las enciendan, atendiendo, dialogando y dando soluciones, porque cualquiera de ellas se puede complicar si se involucra con el magisterio. Entonces hay que aprovechar la coyuntura.
Antes de irnos, debemos preguntarnos también qué tipo de mecanismo de implementará para que este diálogo se dé. Ayer, en un video, el gobernador, acuerpado por los legisladores, reiteró el diálogo con todos los sectores y dijo que los representantes de los diferentes distritos serán el conducto.
Tenemos una primera pista, serán los legisladores los que dialoguen con los diversos sectores en cada región. Les toca a ellos explicar, y pronto, cómo se podrá participar.

Ágora

Aunque desdibujado y gris, en el rincón confinado al que estaba destinado desde el día en que cedió la cabeza de la alianza en la elección gubernamental pasada, el PRI de Chiapas también resiente la derrota histórica del domingo pasado.
Perdió Manlio, él ya lo ha reconocido, y ese reconocimiento le ha granjeado la solidaridad de tricolores de cepa que han declarado que los yerros son de todos los tricolores. No obstante, no todos los rojos comparten el ánimo autocrítico. Particularmente no su ahijado político chiapaneco, quien dice que la derrota obedece a «imposiciones de arriba».
Mientras tanto, en lo estatal, el Revolucionario Institucional confía en que la alianza con el PVEM se repita en 2018, pero esta vez la encabecen ellos. Se lo merecen. Han aguantado de todo, calladitos, disciplinados. Eso dicen.
A Roberto Albores Gleason ya le pesa y desgasta ser dirigente estatal extemporáneo. Fracasó su intentona de dejar a un sustituto. Algo le toca de la derrota nacional.
Pero sigue siendo el cuadro priista más conocido y mejor posicionado para buscar la candidatura gubernamental. Los tricolores lo saben y les preocupa que aún falten dos años para la elección. Deben cuidar a su gallo incluso de sí mismo y evitar que otro, cualquiera, crezca lo suficiente como para sorprenderlo.
El PRI ahí está aunque no se vea. Ronca. Hiberna. Pasa hambre. No asoma la cabeza. No es tiempo. Pero su manada es grande y sabe cazar. Irá solo de ser necesario. No le asusta la antropofagia.

Contacto:
9611395592

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*